El único sitio donde el éxito llega antes que el trabajo es en el diccionario (Donald Kendall, fundador de Pepsi)

domingo, 15 de mayo de 2011

Estambul en 4 días

Penúltimo viaje de mi era Erasmus trascurre por tierras del imperio otomano, Istanbul (Turkey).
La antigua Bizancio y luego Constantinopla en la época del Imperio romano, es actualmente una de las más bellas y pobladas de Europa, siendo una de las 3 ciudades transcontinentales que se sitúan entre Europa y Asia (las otras 2 son Atyrau y Orenburg).
El Bósforo (que en turco se llama Boğaziçi y quiere decir 'Entrada de los bueyes o toros') es un estrecho que divide en dos partes la ciudad de Estambul, conectando al mar de Mármara con el mar Negro y separando físicamente Asia de Europa. Su forma curvada ha hecho que tenga el sobrenombre de 'Cuerno de Oro' por la analogía con la entrada de bueyes, y por el reflejo del sol al atardecer.
La tan famosa Santa Sofía y Mezquita Azul, no dejan indiferente a ninguno; sin embargo, el Palacio de Dolmabahce, fué lo que más me impresionó de todo el viaje, por su incontenible belleza y su magestuosidad sin llegar a ser ostentoso.
En el Gran Bazaar, con sus 4525 tiendas, es imposible pasar de largo y no comprar algo. Su cerámica, cuero, alfombras y 'buenas imitaciones' de las grandes marcas, sacian a todo comprador compulsivo. Pude poner en práctica las oscuras y secretas técnicas de regateo que mi padre en Túnez me enseñó.
Sin duda es una de las ciudades a la que estoy seguro que volveré.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada