El único sitio donde el éxito llega antes que el trabajo es en el diccionario (Donald Kendall, fundador de Pepsi)

jueves, 21 de abril de 2011

¡Por fin somos Campeones!

Gracias a Dios, la egemonía del Barsa presente en todo lo que tocaba, llega a su fin.
Después de las intensas humillaciones por parte de la directiva blaugrana, los comentarios antipatrióticos de sus jugadores en el tunel de vestuarios y las 'manitas' publicitarias en el autobús deportivo, un sensacional Real Madrid ha puesto, como dice Inda, los puntos sobre las ies.
Lo que un 'tifoso' racional no puede esperar, es que un proyecto deportivo nuevo dé sus frutos a los tres días. Las personas tienen que madurar, los jugadores tienen que conocerse y ser en realidad un equipo. Hemos pasado en menos de un año del famoso 5-0, al 1-1 de Liga, para terminar ganando con 0-1 la Copa del Rey. Las guerras no siempre las gana el que tiene el mejor ejército, sino el que es un verdadero estratega y sabe jugar sus cartas contra el enemigo.
Un despliegue defensivo espectacular en la primera parte ha puesto contra las cuerdas al mejor Barsa de la historia. Un magistral Pepe y un entregado Di Maria, hicieron que no tiraran ni una sola vez a portería. De atacar ya se bastaba CR7 sólo para llegar una tras otra vez. Sin embargo, las tornas cambiaron completamente y vimos en la segunda parte, la peor versión del club de Concha Espina. El cansancio por el gran despliegue defensivo tocó fondo, y a lo que nos tiene acostumbrados la Selección Española, un control absoluto y un magestual tiki-taka, mermaron toda esperanza de luz en el cielo oscuro valenciano. No obstante este asedio no fue así para siempre. En la prórroga las tornas volvieron a cambiar, el equipo se vino arriba y comenzó a hostigar la portería de Pinto. Marcelo, Di Maria y CR7, se bastaron ellos solitos para crear de forma mágica la jugada de las jugadas.
Victoria sufrida por 0-1 del Real Madrid en el cásico 2/4, después de tantos años de hegemonía catalana.
La anécdota la puso Sergio Ramos al caérsele la Copa del Rey del autobús y ser aplastada por sus ruedas. Como dije es una anécdota que le puede pasar a cualquiera, porque lo que importa es lo que representa, no el simple trozo de metal tangible que es.
Primer título de la era Mourinho.
Gracias por devolver la ilusión al madridismo.



Para ver la caida de la copa click AQUI
              a Casillas en la Cibeles click AQUI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada